18:49
Evangelio de domingo
La Biblia del día
Noticias espiritual
Plegaria y oraciones
Calendarios de san Chárbel
Directorio de visitantes
Publicaciones
Imágenes
Vídeo
Amigos de San Chárbel
Otros sitios religiosos
Firmen el libro de oro
Cartas de los países
Contáctanos
Plan del sitio
Declaración de privacidad
Download the official Application of the monastery Saint Maron - Sanctuary of Saint Charbel on the App Store
Download the official Application of the monastery Saint Maron - Sanctuary of Saint Charbel on Google Play
Visit our Facebook Page
Nuevas gracias y curación >> Milagros 2003
Back

Balinda Abdallah Bakhos:
Sufría de dolor de espalda por la causa de hernia discal, y según los exámenes médicos necesitaba una operación quirúrgica. Su esposo visitó el monasterio de Santo Maron-Annaya, rezó por la intención de su esposa, y tomó con él aceite bendito. Cuando la untó con el aceite se curó completamente. El 27/4/2003, fue con su esposo al monasterio de Santo Maron-Annaya para agradecer a Dios por la gracia otorgada por la intercesión de San Charbel y para registrar el milagro de su curación.

Marie Cochkrian:
Sufrió de ulcera gástrica. La gastroscopia que hizo en un hospital en Baabda mostró que la ulcera era crónica y estaba sangrando. Soñó con San Charbel mientras que tenía mucho dolor. El 13/8/2003, volvieron a hacerla una gastroscopia que mostró que se había curado totalmente. El 22/8/2003, fue al monasterio de Santo Maron-Annaya, la tumba de San
Charbel, para agradecer a Dios por la gracia que le otorgó.

Nohad Abdallah:
Los médicos diagnosticaron que tenía cáncer del hígado y del colon. Rezó a San Charbel un rosario antes de la operación y le pedio que la curara tal como curó a la Sra. Nohad El-Chami. Cuando la hicieron la operación encontraron que no había cáncer. El 25/11/2003, fue al monasterio de Santo Maron-Annaya, la tumba de San Charbel y registró el milagro de su curación.

Pauline Nasrallah:
El 2 de febrero del 2003, me contagié un virus sucedido por el síndrome de “Guillain-Barré”, en ese día viví la prueba más dura de mi vida. Estaba paralizada y por 3 meses había ido de medico a medico, pasando de un hospital a otro y de una sesión de fisioterapia a otra. Un día, fui a visitar a la Sra. Chami en Halat con la que rezamos. Al regresar al hospital, sentí algo que me empujaba a levantarme y caminar sola. Doy la gracia a San Charbel por ayudarme y salvarme de mi calvario.

Rasmia Abed El-Latif Zein:
Es una chiíta, casada con un maronita, y tiene cuatro hijos. Había sido una enfermera en el hospital Haroun desde hacía 16 años. Se desmayó luego la ingresaron al hospital para que la hicieran examines médicos y la dieran un tratamiento. Encontraron que tenía infección y manchas en los pulmones. La trasladaron al hospital Libanes de Jitaoui para tratarla. Antes de que la trasladaran pido a San Charbel que se interviniera y la curara porque estaba la proveedora de sus hijos. La hicieron los examines necesarios y resultó que sus pulmones estaban sanos y no necesitaba ni operación ni biopsia. Estaba bebiendo agua de San Charbel mezclada con incienso. Dejo el hospital detrás de dos noches allá y regresó a su trabajo en el hospital Haroun. Fue el 08/08/2003 al monasterio de Santo Maron-Annaya, con su colega Antoinette Boutros, para agradecer a Dios por la gracia otorgada por la intercesión de San Charbel.

Solbani Haykal:
Soy una madre de ocho, sufrí una hemiplejia y por eso me hicieron una intervención quirúrgica en la cabeza en el hospital Libano-Canadien, pero mi estado de salud no cambió. Mis hijos me llevaron al hospital de Beit Chebab para seguir un tratamiento allá. El día de la Anunciación, y mientras que estaba rezando a San Charbel, se me apareció y me ordenó que me levantara de la cama. Fui al baño en seguida sin ayuda. Mi hija estaba dormida, abrió los ojos y me vio caminando sola en el cuarto, entonces gritó pidiendo explicaciones. Le dije: “San Charbel me curó y me ordenó que caminara y dejara la cama.”
Desde entonces me curé totalmente. Fui al monasterio de Santo Maron-Annaya el 11/04/2003 para agradecer a Dios por la gracia otorgada por la intercesión de San Charbel.

Sayed Saroufim:
A causa de tener vértigo, tuvo que ingresar al hospital para que le hicieron examines y radiografías. Por consiguiente los médicos decidieron hacerle una operación urgente para extirpar un tumor en el cerebro bajo el frente. Después de la operación y mientras que estaba en la unidad de cuidados intensivos, se le apareció San Charbel y puso la mano sobre su cabeza y el dedo sobre el lugar del tumor y le dijo que se curó de su enfermedad. Luego dejo la unidad de cuidados intensivos y al cabo de siete días regresó a casa. Por eso visitó la tumba de San Charbel el 8/9/2003 para registrar el milagro de su curación.


Yapa Martin Sonitra:
Es una sirvienta que tiene dos hijos a los cuales cuida su madre en Sri Lanka. Vive en el Líbano con su hermano que trabaja en una fábrica de acero. Su madre padeció de cáncer que se propagó en todo su cuerpo, por eso telefoneó a su hija en el Líbano para que despidiera de ella antes de morir. Su hija tomó con ella a Sri Lanka una hoja de unos de los robles de la ermita de los Santos Pedro y Pablo y aceite e incienso. Al llegar allá encontró su madre en un estado lamentable entonces quemó incienso y hirvió la hoja de roble y la dio a beber el agua hervida. Le dijo: “Te traje un medicamento muy importante del Líbano”. Después de un día, se curó totalmente y volvió sana. Por eso pidió a su hija que la trajera este medicamento…Yapa vino con la Sra. Marta Mousa y registró el miagro de la curación de su madre.