18:58
Evangelio de domingo
La Biblia del día
Noticias espiritual
Plegaria y oraciones
Calendarios de san Chárbel
Directorio de visitantes
Publicaciones
Imágenes
Vídeo
Amigos de San Chárbel
Otros sitios religiosos
Firmen el libro de oro
Cartas de los países
Contáctanos
Plan del sitio
Declaración de privacidad
Download the official Application of the monastery Saint Maron - Sanctuary of Saint Charbel on the App Store
Download the official Application of the monastery Saint Maron - Sanctuary of Saint Charbel on Google Play
Visit our Facebook Page
Oración a San Charbel

¡Oh, San Charbel!, Tú que has vivido en este monasterio una vida santa, atrayendo a todo el mundo con los poderes milagrosos que Dios te ha dado.

Estoy aquí al lado de tu tumba santa, he venido a darte las gracias por todas las veces que has estado a mi lado, especialmente en los tiempos difíciles y dolorosos, momentos en los que has sido un gran intercesor para mí y para mis seres queridos.

He venido a rezártelo y tengo una gran confianza en tu bondad consoladora. Tú sabes lo que está en mi corazón y lo que necesito. Intercede por mí ante Dios.Copyright Image

Sé que mi fe es débil, y tengo una gran dificultad a la hora de entregarme a la voluntad de Dios. Pero tú has vivido esta virtud fascinantemente y la has propagado con tus ideales y tu vida de silencio. Resucita mi fe y purifícala.

Sé que estoy viviendo lejos de mí mismo y de Dios. Ayúdame a hacer que mi vida sea un testimonio vivo del Padre Celestial y a merecer ser Su hijo.

¡Oh, San Charbel!  Date prisa en ayudarme, que soy pequeño y débil; aleja de mi vida el mal. Ayúdame siempre a poner mi confianza en Dios, especialmente en los momentos de dolor y de tentación.

Bendice mi trabajo, bendice mi familia, y bendice a toda persona que se refugia en Tu intercesión, en todas partes del mundo, y especialmente a aquellos que vienen hasta aquí para estar delante de ti.

Pon en sus buenos corazones el amor a los débiles, a los pobres y a los que sufren.

¡Oh mi amado y protector santo!, confío en tu valiosa intercesión ante nuestro Señor Jesucristo; por eso te pido que veas mi debilidad y que me bendigas.     Amén.